Quiero decir… que Javi es él, que le quiero, pero que, a veces, por la calle, veo a este, a otro chico, que no es como él, como sólo es Javi, sino de otra forma, muy diferente, de una rudeza antagónica, plena. Y es en este antagonismo donde su cuerpo, el del otro chico, me estremece. Que hay un cuerpo, el de Javi, que es comunión, y el otro, que es sólo cuerpo. No me explico bien. Sólo sé que lo deseo, y que Javi es tan ajeno a este deseo. No sé continuar.

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s