La Copla: la poesía del pueblo.

Doña Concha

La voz que me hizo descubrir la copla. Tiene cientos de canciones, muchas de ellas ejemplo de lo que es una poesía, una melodía y un sentimiento. Me quedo, quizá, con Con divisa verde y oro. Cuenta una historia trágica de amor, las buenas de verdad, y tiene algunas frases que son verdaderos versos. Ah, y bueno, y Me embrujaste.
Qué moderna y, a la vez, qué recuperación de tradiciones y de voces de otro tiempo.


Marifé de Triana

Marifé es La Loba, la loca, la desgarrada, la tragedia y el aspaviento sobre el escenario, el llanto desgarrado, energía pura.

Luisa Ortega

La cara B, la desconocida. La soledad del corredor de fondo. Pero, a veces, el talento queda relegado por los artificios, los brillos o la espectacular belleza. Los entendidos, sin embargo, reconocieron y reconocen el nombre de Luisa Ortega. Yo, simple mortal, la descubrí hace poco con una preciosad llamada Limosna de amores. Ortega la canta con sencillez y sobriedad. Dos características poco comunes en este mundillo y que se agradecen.


Imperio Argentina

Sí, efectivamente. Menudo bellezón de mujer. El día que nací yo es, para mí, una de las mejores coplas de la historia, pervertida, quizá, por otras voces, pero que deberías escuchar, siempre vírgenes, en su voz, en sus ojos.

Lola Flores

La demostración de que, sin una gran voz, o al menos sin potencia vocal ni una afinación perfecta, se puede emocionar y arrastrar multitudes. La magia, qué cabe duda, del arte, del talento, del duente, está en esta mujer. Pena, penita, pena, A tu vera, pero, sobre todo, otras menos conocidas como Te lo juro yo y, sobre todo, Perdóname. Qué bonita, joer.


Bambino

¿Qué decir? Puede que en Bambino acabe la copla y nazca otra cosa, no sé qué, puede que sólo sea él, que el estilo lo creara y lo terminara él. Innumerables canciones que son pequeñas joyas, amores contrariados, no correspondidos, ofendidos, decepcionados. Compasión, Plegaria de un fracaso, Procuro olvidarte, El reloj, Mi amigo y Pobre del pobre son sólo unos pocos ejemplos de lo que puede dar de sí. Inyecciones de sentimiento en estado puro. Qué vozarrón, madre mía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s