CINE. "Visitor Q", Takashi Miike. Japón, 2001.



Pasolini creaba, hace décadas, el antecedente más directo de “Visitor Q” con “Teorema”. En la peli del italiano, un joven entra en la vida de una familia normal y la desestructura social, política y sexualmente a base de miradas, pollazos y razonamientos marxistas. El pueblo tiene el poder, concretamente cerca de su entrepierna.
Años después, el pervertido japonés más divertido de los últimos tiempos sacaba a la luz la burrada de “Visitor Q”. En ella, el planteamiento es similar aunque, más que acabar con la unidad familiar y la tranquila vida cotidiana de sus integrantes, el invasor/visitante Q lo que hace es arreglar sus problemas de convivencia. A base de pedradas y de ordeñamientos varios, pero lo hace.
Claro que no es sólo eso. “Visitor Q” tiene surrealismo, violencia, sexo, moralina envenenada, patadas en los testículos de los prejuicios y de los condicionamientos sociales.
Todo ello, rodado con sencillez, con algunos planos precisos e intensos, y con otros descacharrantes e hilarantes. Es Fellini mezclado con el Marqués de Sade.

Lo mejor es que la veáis, si no lo habéis hecho ya, y opinéis. Yo me he empezado a descargar la cincuentena de pelis de Miike para ver las muchísimas que me faltan.

Ah, y tiene cierto happy ending.

🙂

Anuncios

3 comentarios en “CINE. "Visitor Q", Takashi Miike. Japón, 2001.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s