Canciones para el fornicio

O sea, que esta entrada va de música que va bien para el sexo, sea con amor o meramente lujurioso, que yo en eso no me meto que no soy nada cotilla… Como siempre, os pido colaboración y que añadáis la que es, para vosotros, la mejor canción para hacer el amor o follar.
Hablamos de sesiones de sexo largas, no de polvos ultrápidos en el callejón de la disco, ¡guarretes!

Bueno, comencemos:


Algo en el ritmo de esta canción, en el subidón tranquilo pero continuo, en la letra, hace que me ponga muy berraco al escucharla. “Por un chico, por un cuerpo en el jardín”, susurra la buena de la Florence, con esa voz tan sensual, tan ñacañaca, y a mí me entran ganas irrefrenables de salir a la calle a buscar carne fresca.

En realidad, de esta muchacha vale casi cualquier canción, porque esa voz tan arrastrada, tan baja, esas letras de amor desesperado, en plan Zetsu Ai, hacen una combinación afrodisíaca cuasi infalible. Elijo esta porque une al sexo el frikismo del jugador de videojuegos, el nerd, que es el nuevo sexsymbol, por si no os habéis enterado, chic@s.

Esta es otra de esas ocasiones en las que muchas canciones del grupo liderado por Anderson valdrían para un polvo, o tres o cuatro. Esta canción, relativamente poco conocida, ya que no figura en el tracklist de ningún álbum digamos, oficial, aparte de los de grandes éxitos y quieroseguirvendiendodiscos, fue todo un regalo para los fans más acérrimos del sonido original de la banda. No tengo muy claro de que va, pero suena a rollo cerdete y claramente muy S/M, antes de que la buena de Rihanna hubiera echado las tetillas.

.
.
.
.
.

Qué queréis que os diga. ME ENCANTA esta canción. Me pone a bailar, a mover el esqueleto, se me suelta la cadera, hago el chu-chú casi sin darme cuenta. Es una cosa tan simple, tan directa, creo que no llega al nivel consciente, se me queda en el superyo. En el supermí.
.
.
.
.
.
.
.

Sí, parece una elección muy evidente, ¿no? Pero ese bajón de la canción hacia la mitad -empieza con mucha potencia y luego, por unos segundos, se vuelve tranquilita,sugerente- con la letra “Esta noche alguien va a probar/ mi barra de metal / del que no se enfría jamás / siempre está ardiendo”, bueno… lo explica todo, ¿no? Pues eso. Además es mi lista y hago lo que quiero, y Supersubmarina son un grupazo de Baeza, Jaén, que se merecen esto y más. Ea.

No tiene vuelta de hoja, en esta canción el cantante está más caliente que el palo de un churrero, pero el enamorado se muestra pelín reticente, se hace el estrecho, así que el bueno de Michael Stipe se las tiene que arreglar para llevarle a la cama a base de cosas bonitas (“Tú y yo”, repite en el estribillo), mezcladas con otras más directas, como “Quiero los secretos de tu templo”, “Quiero beber de tus fuentes secretas” -vamos, que le va la lluvia dorada-, “Quiero ser tu conejo de Pascua” o “Quiero el anillo con el dedo”, que para mí siempre ha sido una oscura referencia  a los dildos y los juegos anales.

Hubo un momento de su carrera, cuando ya corría en solitario, fuera de ese grupo mítico que es The Smiths, en que Morrissey decidió dejarse de tanta poesía y tanta metáfora para ir al grano. Esta canción es muestra de ello: “Y aunque sea la última cosa que haga en la vida, te voy a conseguir. Estréllate contra mis brazos, te deseo”. Eso, y el riff de guitarra, que casi llega a acariciar, y la voz de Moz, y ya tenemos el “hard on”. Que estamos palotes, para entendernos.
.
.
.

La voz de Shirley no podía faltar en esta lista erotico-festiva. “Escucho tu voz y me derrumbo”, dice la cantante de Garbage. “No te compartiré como el resto de chicas que conociste”, agrega, en plan celosa compulsiva cojounanavajayacabamosconlastonterías. “Quiero romper tu corazón y darte el mío”, susurra la muy ladina. En plan, te destrozo y me quedo para recoger los restos. En resumen, casi cuatro minutos para el placer.

Bueno, con esta corres un riesgo: que tu ligue huya por patas cuando suene Britney. Pero, hey, si no le gusta esta muchacha, no puede ser muy buena persona… Pero, a lo que vamos, esta cancionzaca es una de sus mejores baladas, si no la mejor, y en el vídeo sale restregándose por los árboles cual gata en celo y también se arrima a un muchachote típico de estos vídeos, con un cuerpo 10 y tal. El caso es que la voz así de sugerente de la Brit queda estupenda para comenzar un buen magreo, para calentar el ambiente y tal… Y si te pregunta que quién es, dile que es Billie Holiday y quedas superbien.

La letra entera es una declaración de “arrímate ven para acá que te voy a dar cariño, lo tuyo y lo de tu prima” Por ejemplo, dice el Draco “meter mi cuerpo en tu cuerpo, esto es vida”. No es listo ni ná. Eso sí, el vídeo es raro, raro… Pero en fin, lo que importa es la canción, ¿no? Lenta, tranquilita, puede servir de postcoito o de relax entre polvo y polvo.

Bueno, ¿qué os parece la lista? ¿alguna os pica la curiosidad para probarla en mitad de la faena? ¿cuáles pondríais vosotros? Espero vuestros comentarios, ¡perrunos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s