CINE. "Begotten", de Edmund E. Merhige. EE UU, 1991.

“Begotten” parte de una escena inicial terrorífica y magistral, que estremece, tortura y perturba hasta lo indecible al espectador, y a partir de ahí solo puede ir hacia abajo, por lógica. A pesar de no llegar a la hora y media de metraje (1:12), el bueno de Edmund E. Merhige debería haber recortado media hora para conseguir que su visionado no pasara de lo inquietante y misterioso al tedio que amenaza en los últimos minutos. Aún así, la valentía del director, de la propuesta, de los actores, la fuerza de las imágenes, las posibilidades que ofrece para interpretarla, todo ello hace que “Begotten” sea de visionado obligatorio para los que buscan algo más que echarse unas risas o desconectar el coco cuando ven un película. ¿Que dé que va? Qué se yo…

(advertencias varias: sexo, sangre, es en blanco y negro, es muda. luego no me mandéis emails amenazantes, ¿eh?)

Anuncios

3 comentarios en “CINE. "Begotten", de Edmund E. Merhige. EE UU, 1991.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s