Las mejores canciones de 2013

10. Do What U Want (Lady Gaga)

Que síiiiiiiiiiiii, que es un Artflop, que Lady Vaga está acabada, que Madonna es la Reina, Brit la princesa y Beyoncé se las come a todas con papas. Poneos como queráis, pero el Do What U Want de la Gaga es una de las canciones del año. Vaya ritmillo reshulo.

9. Just Give Me a Reason (P!nk)

P!nk, para variar, ha sacado un álbum que tiene tropecientas canciones molonas, y algunas baladas hiperbonitas, como Try, que no la meto en la lista porque salió en 2012, y esta Just Give Me a Reason, que canta a dúo con el vocalista de voz atiplada responsable de una MEGACANCIONZACA de 2011, We Are Young.

8. Los amigos que perdí (Dorian)

Dorian logra en 2013 un álbum redondo que venía precedido de la estupenda Los amigos que perdí, una rola con letras entre lo místico y lo terrenal, lo afectivo y lo ultraterrenal, rodeado de una producción que raya lo magistral. Ea.

7. Espada (Javiera Mena)

Pocos se pueden resistir a lo nuevo de Javiera Mena. Y aunque los más puristas lloriquean y dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor, parafraseando a Jorge Manrique -al que nunca han leído-, lo cierto es que Espada se ha convertido en uno de los himnos más coreables y coreados del cierre de 2013, con una nada sutil referencia fálica. “Quiero que tu espada me atraviese solamente a mí”. Pues nada, Javiera, pa ti sola, que tía más agonías. Ah, y vaya vídeo genialo.

 
6. Can’t Hold Us (Mackelmore & Ryan Lewis)

En años tan oscuros de crisis económicas eternas las canciones uplifting, optimistas, que te levantan el ánimo, son muy de agradecer. Can’t Hold Us es una de ellas, y une el buen rollo con un tono épico que empuja a saltar y comprobar que, efectivamente, los techos no pueden detener nuestro ascenso. Aunque quizá sí lo haga la lámpara, cuidadín. {el vídeo también es maravilla}

5. Te vi (Julieta Venegas)

Julieta habla de relaciones que nunca empezaron, de amores que jamás se vivieron y que, sin embargo, dejaron el mismo rastro desolado al acabar, al apagarse, y que nos hicieron sentir celos de esa zorra malnacida que se folla a nuestro ex, que le morrea impunemente y a plena luz del día. Todo eso, pero dicho en plan bonito y melancólico. Pero que es una zorra malnacida, lo saben en Pekín y en Pokón. Ahora en serio, se agradecen los destellos de cierto surrealismo lírico de la Venegas y su habitual acierto para captar estados de ánimo y describir las relaciones afectivas contemporáneas. Como si nada.  

4. We Can’t Stop (Miley Cyrus)

He tratado de resistirme duramente, porque la lengualarga me cae fatality, pero no se puede negar lo innegable: Miley ha sacado un discazo de pop puro y moderno por el que hubieran matado la mitad de las divas en decadencia que la rodean. Signo palpable fue su carta de presentación, la estupendísima We Can’t Stop, un canto al jolgorio juvenil y desenfadado desde una cadencia lenta, casi hipnótica, que engancha desde la primera escucha, con ese: larararí-welaitoparti. Amor. Eso sí, yo me lo pongo sin vídeo, que me estropea el audio.

3.  Safe and Sound (Capital cities)

Poca gente conozco que se pueda resistir a la melodía in crescendo que han perpetrado Capital Cities en Safe and Sound, monumento al buen rollo y a los pies que se van solos hacia la pista de baile.  Y hasta el día de hoy ni siquiera sabía que uno de los del grupo era un barbudo, para que veáis que no me dejo influenciar por mis bajos instintos. Aunque entienda en uno de los versos “I can feel your cock”.

2. Colecciono sabotajes (Julio de la Rosa)

Temazo con el que Julio de la Rosa nos adelantó algo de la épica descarnada, cruda, visceral, a la que nos tiene ya (mal)acostumbrados, y pieza con la que abre su último album, Pequeños trastornos sin importancia. Letra de órdago (Piensa/capital del Error/si quieres algo/ámalo y trágalo) y melodía apoyada en una suerte de riff machacón que envuelve, atrapa, sin agotar. Que fascina. Como la música de este señor.

1. Alive (Empire of the Sun)

La hermana de Safe and Sound de la lista, emocionalmente, al menos, para mí, es Alive, de los Empire of the Sun. Es, sin más, una canción alegre, que desde su mismo título destila ganas de vivir, de disfrutar del día, de enfrentarse al mundo cada mañana, armados tan solo de nuestra voluntad y de nuestro mp3 a todo trapo. “Loving every minute cause you make me feel so alive”. Sí, es una canción de amor, pero me daba cosa decirlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s