“El beso de Judas”: una novelita juvenil en Wattpad

La segunda vez le vi en el metro. Estaba frente a mí, leyendo. Yo le miraba y rogaba porque no alzase la vista, y entonces él seguía leyendo y yo le maldecía porque aún no se había percatado de mi presencia

“El beso de Judas” es, si no recuerdo mal, mi primera historia larga. Tiene unas dimensiones raras, no llega a novela corta pero parece muy extenso para un relato (67 páginas de Word en el usual tipo 12, Times New Roman, doble espacio; 24.000 palabras). Ni chicha, ni limoná.

Contiene personajes a los que aún guardo cariño, y es, en esencia, un romance de instituto, un pase de la adolescencia a la edad adulta en la que el/la protagonista ve peligrar todo lo que creía incomovible en su vida: sus padres, sus amigos, sus propios sentimientos.

Y noté la falta de un elemento esencial en mis arterias, un desarraigo similar al que sentí en aquella clase de Religión de mi niñez. El cura nos preguntó cuál era nuestra escena favorita de la Biblia, y yo le dije que el beso de Judas. El apacible sacerdote frunció las cejas en señal de reprobación (los niños cuchicheaban y se reían, otros me miraban con temor beato), y pidió una explicación.

  • Porque ahí se demuestra que Judas quería a Jesús. Para entregarle a los romanos le habría bastado con señalarle, o con darle la mano, pero él prefirió besarle porque le quería.

¿El/la protagonista, has dicho, Antonio? Sí, eso he dicho. Allá por 1999, año en que fue escrito -en otro siglo, literalmente-, decidí que sería una buena idea relatar el libro en una primera persona que no definiera/descubriera su género. Que si lo leía un chico o una chica, pudiera identificarse con la búsqueda del/de la protagonista: en busca del amor, de la libertad, de la madurez. En la práctica, supuso algunas dificultades: evitar adjetivos con género masculino o femenino, por ejemplo. Pero poco más. La historia funcionaba, o eso quiero pensar, tanto si el personaje prioritario es una chica o un chico.

Entonces, ¿estamos ante una novelita seria, trascendental? Ni mucho menos. Aunque hay algunos conflictos, “El beso de Judas” quiere, sobre todo, hacer sonreír a quienes lo lean. Y ojalá lo consiga.

Gracias a V, Víctor tiene los ojos cerrados y en ese preciso espacio-tiempo surge una fuerte discusión en mi cerebro para dilucidar cómo es más atractivo, si dormido o despierto; la lucha es feroz, los partidarios del Víctor despierto, unos farsantes sin escrúpulos, inician un ataque verbal ruidoso y falto de sentido, pero los del P.V.D. (suena asqueroso, ¿no? Pues es el Partido del Víctor Durmiente) gritan en sus tarimas que en este estado Víctor no habla, con lo que la oposición se queda boquiabierta y con cara de alelados porque es un argumento aplastante, si no habla, se acabaron los problemas, y el ejecutivo presenta la dimisión al completo. Con todo, el resultado es:

* uno, mi psicosis se agrava a ritmo inquietante, y

* dos, Víctor es más atractivo cuando duerme y su respiración se estrella contra mi mejilla.

Así que, ¿quieres leerlo? Pues estás de suerte, he subido la primera parte de “El beso de Judas” a Wattpad. No sé qué haré luego, si subirlo completo a Amazon… Mientras tanto, pincha en la imagen de la portada del libro para acceder al contenido, y no olvides comentarlo. 🙂

NOTA: me borré el perfil de Wattpad, ahora está disponible en Amazon y Lektu

portada El beso de Judas wattpad.png

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s